() ()
ESPAPRENDER
ESPAPRENDER
Espagnol tous niveaux

Portada del sitio > Entretenir son espagnol par la presse écrite et audiovisuelle > Société hispano-américaine > México: Forman a sicarios en tres meses

MEXIQUE • Tueur à gages en trois mois

México: Forman a sicarios en tres meses

Miércoles 25 de marzo de 2009

Un estudio de la dependencia federal expone el vértigo con el que muchos adolescentes escalan la pirámide criminal y llegan a ser pistoleros de cárteles de las drogas; también revela cómo los grupos delictivos inducen una “contracultura del narco”.

MEXIQUE • Tueur à gages en trois mois

Selon une étude du ministère de l’Intérieur, "il faut environ trois mois à un vendeur ambulant de produits piratés ou à un laveur de vitres de voiture pour devenir un tueur au service des cartels", rapporte El Universal. Le poste convoité de tueurs à gages représente le troisième niveau dans la hiérarchie des cartels, affirme le rapport. Les futurs sicaires sont d’abord engagés comme informateurs (de 2 000 à 5 000 pesos [de 105 à 260 euros] par semaine), puis, une fois qu’ils ont prouvé leur loyauté envers l’organisation, ils deviennent à leur tour recruteurs. Les plus méritants seront ensuite promus sicaires pour un salaire d’environ 10 000 pesos par semaine (520 euros). La moyenne d’âge à ce poste est d’environ 24 ans. L’étude officielle souligne que "les groupes criminels organisés sont en train de construire de manière très subtile une contre-culture narco susceptible de devenir une référence et synonyme de succès pour les jeunes".

http://www.courrierinternational.com/article.asp?obj_id=95897

Forman a sicarios en tres meses

CARLOS BENAVIDES carlos.benavides@eluniversal.com.mx

El Universal

Domingo 22 de marzo de 2009

Un estudio de la dependencia federal expone el vértigo con el que muchos adolescentes escalan la pirámide criminal y llegan a ser pistoleros de cárteles de las drogas; también revela cómo los grupos delictivos inducen una “contracultura del narco” y bases sociales

Tres meses es en promedio el tiempo que un lava autos o un vendedor ambulante de productos pirata tarda en escalar la pirámide criminal para convertirse en un sicario al servicio de los cárteles de la droga.

Un análisis realizado por la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSP) da cuenta de la velocidad con la que jóvenes construyen una carrera delictiva dentro de los cárteles de las drogas y cómo las organizaciones criminales fomentan una “contracultura del narco”, que presenta el trabajo dentro de estas bandas como sinónimo de éxito y superación.

A los 24 años, en promedio, jóvenes alcanzan el puesto de sicarios, el tercer nivel dentro de las organizaciones criminales. Antes deben pasar por los puestos de informantes y reclutadores. Incluso algunos de estos jóvenes llegan a alcanzar el nivel de liderazgo intermedio en las organizaciones.

“Un dato preocupante es que el crimen organizado ha extendido el empleo de informantes a quienes contratan a cambio de cantidades que van de los 2 mil a los 5 mil pesos semanales”, detalla el documento de la Secretaría de Seguridad Púbica Panorama del crimen organizado, fechado en este mes.

Según el reporte, estos informantes son conocidos en el lenguaje del narcotráfico como “halcones, estacas, puntos, patrullas, postes o ventanas”, y cumplen con la función de informar a la organización de cualquier movimiento que vean y escuchen en el perímetro que les es delimitado.

Una vez que la organización ha comprobado la lealtad de los informantes, los asciende, en un corto periodo, al grado de reclutadores. En esta parte del escalafón su tarea es conseguir a más informantes que trabajen al servicio del cártel. Eventualmente permiten que estos reclutadores participen en algunos levantones (secuestros de enemigos o deudores de la organización que serán ejecutados).

Los que muestran mayores aptitudes son ascendidos a sicarios, con percepciones semanales de aproximadamente 10 mil pesos.

“Algunos de estos colaboradores son reclutados para escalar rápidamente a sicarios, existiendo la posibilidad de que lleguen a ocupar niveles de liderazgo intermedio o, incluso, quedar al frente (de células) de las organizaciones criminales en un corto tiempo”, apunta el documento de la SSP.

“Cabe destacar que la edad promedio de los sicarios detenidos hasta ahora por la autoridad federal es de 24 años”, añade el documento.

El informe también explica cómo los cárteles trabajan en la creación de una “contracultura del narco”, e incluso de una base social.

“De manera sutil, los grupos del crimen organizado continúan fomentando la contracultura del narco, posicionándola como sinónimo de éxito y referente para los jóvenes”, expone el informe de la SSP.

Las organizaciones criminales “pretenden generar temor en la población y, en determinado momento, construir una especie de base social, de personas que, a cambio de apoyo, reciben dinero en efectivo o falsas promesas de protección ante cualquier acción de la autoridad o de grupos rivales”.

En ciudades como Juárez, Culiacán y Monterrey han aparecido grupos pagados por el crimen organizado que preparan movilizaciones, marchas, bloqueos o manifestaciones para rechazar la presencia de las autoridades federales que realizan operativos antidrogas.

http://www.eluniversal.com.mx/nacion/166579.html