() ()
ESPAPRENDER
ESPAPRENDER
Un blog saisissant pour apprendre l’espagnol à tous les niveaux

Portada del sitio > Atahualpa inca > 4 - Découvertes récentes sur Atahuallpa > Cotopaxi: promoverán turismo en la última morada del inca Atahualpa

Cotopaxi: promoverán turismo en la última morada del inca Atahualpa

jvite | Miércoles 09 de Agosto de 2017 - 21:37

Jueves 10 de agosto de 2017

Sigchos fue el último reducto de la resistencia de los incas quiteños en el corazón de la provincia de Cotopaxi.

Tamara Estupiñán se pasó 10 años investigando, fue del archivo a la biblioteca y de la biblioteca a la montaña. Estaba buscando algo que complemente su investigación sobre Rumiñahui, ese héroe, ese villano, el hombre más leal de Atahualpa.

En la reconstrucción del derrotero de Rumiñahui, la historiadora llegó a la hacienda Machay y halló los vestigios de un monumento inca de diseño imperial tardío, que tiene un impresionante callejón de ingreso por el que se accede a varios aposentos rectangulares, que se encuentran alrededor de una plaza trapezoidal. Todo rodeado por acueductos y canales.

“De acuerdo a mi hipótesis, habría sido el último reducto donde probablemente estuvo el malqui de Atahualpa o su cuerpo momificado y que fue custodiado por Rumiñahui. Son ruinas monumentales y con un gran significado simbólico porque habría sido como la pequeña casa o morada, como dicen los cronistas, del último inca del Tahuantinsuyo”, explica la historiadora.

El propietario de la hacienda donde se encuentran estos vestigios cuenta que nunca pensó que estaba en la mitad de tanta historia.

“Que desde la época del abuelo de mi padre, Don Francisco Estupiñán, porque esto es por parte de él, nunca se supo que fueron incas. Yo mal creía que esto había hecho él con piedras el lecho del río y todo, pero con los datos que nos da Tamara, esto data de más de 500 años”, comenta Francisco Moncayo.

La investigación etnohistórica de Tamara Estupiñán determina que aquí estuvo ubicado un ushnu. “Es el lugar sagrado donde le sentaban al inca o a su cuerpo momificado el malqui. Los conquistadores españoles husmeaban la región confuria, ellos buscaban el tesoro del cuerpo”, dijo Estupiñán.

Al monumento lo ha bautizado como Malqui Machay, que traducido al castellano significa “sepultura del cuerpo del progenitor del ayllu”, pero aquí ya no hay cuerpo. Solo están los restos de esta importante estructura.

Ver en línea : ecuavisa