() ()

Portada del sitio > BTS Commerce International > Audio-visuel > 4.3. Audios de Economía. Mundo empresarial. Comercio > Temporada turística récord en Francia

Martes 01 Septiembre 2015 - RFI

Temporada turística récord en Francia

Por Lucile Gimberg

Miércoles 2 de septiembre de 2015

Los franceses apenas han puesto sus trajes de baño a secar y abandonado sus playeras. El verano aún se siente, aunque las autoridades ya están haciendo el balance. Según las cifras, ésta habría sido una temporada turística récord.


MAG FRANCE 01-09-15 Temporada turística récord en Francia

(13:09)

Una buena noticia que el gobierno socialista, empantanado en los malos resultados del empleo, no se priva de divulgar. “Se trata de cifras provisionales pero todos los índices nos llevan a pensar que vamos a lograr este año un año récord de turistas: vamos a pasar de 83 millones de turistas por año a 85 millones este año”, cuenta Romain Nadal, portavoz del Ministerio de Exteriores francés.

Los profesionales del turismo aseguran que sus ganancias han aumentado en un 4,5% este verano. Didier Arino, director de la consultora Proturismo que estudia las tendencias del turismo en Francia, explica que “la frecuentación turística este año ha sido bastante excepcional. El tiempo ha sido fabuloso, más franceses se fueron de vacaciones, y también aumentó el número de visitantes extranjeros”. Sin embargo, matiza el experto, “Francia progresa menos rápido que otros destinos turísticos. Cuando, en tres años, estamos ganando dos millones de visitantes, España está ganando siete. Esto significa que Francia logró una buena temporada de verano pero que, como progresamos menos rápido, estamos perdiendo mercado”.

De todas formas, es una verdadera bocanada de oxígeno para el sector turístico francés cuyos resultados durante el primer trimestre se habían visto afectados por los atentados de enero en París. Las buenas cifras de esta temporada se deben principalmente a una clientela tradicional que este año pudo irse de vacaciones. Según Didier Arino, “un cierto número de franceses ha recuperado un poco de poder adquisitivo” por tres razones: la bajada de los precios de los carburantes, también de los precios de los alimentos, y la reducción de las tasas de crédito o de los préstamos inmobiliarios.

Los europeos, y en particular los británicos, alemanes y belgas, llegaron también numerosos, llenando de alegría a los dueños de cruceros, parques de atracciones o campings. Como destino turístico, Francia también se ha beneficiado de la situación de inseguridad que se ha vivido recientemente en países del norte de África, como Túnez, víctima de atentados, o Turquía, afectada por la guerra en Siria.

El portavoz del Ministerio de Exteriores Romain Nadal sostiene que este turismo no se concentra en París y su región o en la Costa Azul, sino que concierne a otras zonas de Francia: “Este ministerio, que desde el año pasado se ocupa del turismo, ha adoptado un plan de modernización del sector turístico francés y ha desarrollado una serie de ofertas, por ejemplo el turismo enológico”.

En la ciudad de Arles, conocida por su anfiteatro romano, la Fundación Vincent Van Gogh, del nombre del famoso pintor, ha vivido esta buena temporada que también se explica por el aumento de los turistas chinos. Beatrice Curiger, directora artística de la fundación, cuenta que si bien “no constituyen el primer grupo de extranjeros que nos visitan, son cada vez más numerosos en hacerlo, y nos visitan muchos medios de comunicación asiáticos. Este año, el número de turistas chinos aumentó en un 15%. (…) Con el crecimiento económico, hay una nueva clase social en Asia que puede viajar y tiene mucha curiosidad. Quieren saber más y la cultura francesa está en la parte alta de la lista de los lugares para ver”.

Los visitantes chinos también han sido más numerosos en la capital francesa. El Yamine Soum, del Comité Regional de Turismo de París y su región, explica que “hay ahora una política francesa para facilitar los visados” lo cual aumentó la cantidad de turistas chinos. En 2014, más de 107 millones de chinos viajaron como turistas al extranjero, es decir un 20% más que el año anterior, y se gastaron más de 146 mil millones de euros en el mundo.

Francia gana la carrera del primer destino turístico en el mundo en cantidad de visitantes pero sólo ocupa el cuarto lugar en cuanto a las repercusiones económicas. Estados Unidos, España y China le sacan más partido al maná turístico. Los profesionales del turismo francés quieren que los turistas se queden más tiempo, ya que muchos no hacen más que pasar por Francia: habría que “proponer una oferta más amplia para que la gente que pase por Francia se quede más tiempo y aproveche la oferta de París por ejemplo”, considera El Yamine Soum. También habría que mejorar la oferta de alojamiento y la calidad del servicio, añade Didier Arino de Proturismo.

Próxima etapa para las autoridades francesas: acelerar la entrega de visados no sólo para los chinos sino también para los ricos clientes del Golfo Pérsico y para las clases emergentes de Sudáfrica e India.

Entrevistados: Romain Nadal, portavoz del Ministerio de Exteriores francés, Didier Arino, director de la consultora Proturismo, Beatrice Curiger, directora artística de la Fundación Vincent Van Gogh, y El Yamine Soum, del Comité Regional de Turismo de París y su región.

Ver en línea : RFI